Saltar al contenido
facebook facebook twitter twitter facebook facebook twitter twitter

Recursos para el Coronavirus (COVID-19)

Encuentra el apoyo que necesitas para tu pequeña empresa con estos recursos del gobierno, NGOs (Organizaciones sin fines de lucro) e instituciones financieras.

Elementos esenciales del negocio inteligente

English  |  Español

EN  |  SP

Ahorros

Los ahorros incluyen dinero que apartas para cubrir gastos futuros, planeados o inesperados. Es importante delinear los ahorros en cualquier plan de negocios como una manera de alcanzar los objetivos de negocios, prepararte para eventos inesperados, mantener las operaciones cuando las ventas son bajas y generar interés si utilizas una cuenta de ahorros en una institución financiera.

Ahorros

¿Por qué es importante ahorrar para hacer crecer un negocio?

  • Ayudan a prepararte para los eventos inesperados. Con ahorros a la mano, puedes asegurar que temporadas de períodos de ventas lentos o desafíos inesperados no afectarán a tu negocio.
  • Te permiten generar dinero sobre los ahorros. Mantener una cuenta de ahorros en una institución financiera puede generar ingresos en forma de interés. Considera las opciones disponibles y escoge una que se adapte a tus necesidades. Deberías considerar cuánto dinero esperas ahorrar, cómo vas a tener acceso a los fondos, cuánto interés puedes generar y cuándo necesitarás sacar los fondos.

    Por ejemplo, es posible que puedas generar más interés con una cuenta de certificado de depósito (CD) que con una cuenta de ahorros básica, pero podrás tener que pagar una multa si sacas el dinero de la cuenta CD antes del tiempo pre-determinado.
  • Te facilita alcanzar tus objetivos. Establecer objetivos de ahorros a medio y a largo plazo puede ayudarte a mejorar o expandir tu negocio, abrir un nuevo punto de ventas, hacer reparaciones y más.

¿Cómo puedes ahorrar?
Si te muestras reacio a comenzar a ahorrar o crees que no es posible, imagínalo más como un camino hacia oportunidades excitantes en lugar de una carga. De todos modos necesitarás los fondos para situaciones inesperadas en tu negocio, buenas y malas. Aquí hay unos pasos básicos para empezar.

  • Crear un presupuesto y seguirlo. Al crear un presupuesto mensual, considera sobreestimar tus costos esperados. Así, es posible que tengas un exceso de fondos para depositar en ahorros.
  • Pagarte a ti mismo primero. Determina una cantidad fija para guardar cada mes y trátala como cualquier otra factura. Guarda una parte de tus ingresos y ve crecer tus ahorros personales.
  • Ahorrar con inteligencia. Escoge los métodos de ahorros que mejor armonizan con tus objetivos. Puedes investigar varias instituciones financieras para ver qué tipos de cuentas están disponibles y cuánto interés te ofrecen.
  • Prepararte para lo desconocido. Crea un fondo de emergencias equivalente a entre tres a seis meses de gastos de negocios. Todos los negocios tienen tiempos difíciles. Con los ahorros para ayudarte a superar los tres a seis meses, estarás más preparado para asegurar que tu negocio permanezca abierto.
  • Establecer objetivos financieros para mantenerte en buen camino. Usa los objetivos SMART para que sepas exactamente cuánto quieres ahorrar y cuánto tiempo te tardarás en lograrlo. Cuando estableces objetivos claros, es más fácil mantenerte motivado y rastrear tu progreso.

Establecer objetivos de ahorro
Antes de decidirte por los métodos para ahorrar dinero, deberías determinar una razón para ahorrar. Este objetivo puede centrarse en comprar nuevos equipos, contratar a más empleados, hacer mejoras a tu lugar de negocios o simplemente ahorrar para gastos inesperados. Tener el objetivo a la vista te ayudará a llegar al hito. No importa cual sea el objetivo, la cantidad que ahorras no tiene que ser grande. Para empezar tus ahorros, considera designar una cierta cantidad cada mes y no un depósito de una sola vez.

Objetivos SMART
Razones de la vida real son buenos motivadores. Piensa en los objetivos a corto plazo (compras del mes o año actual) y objetivos a largo plazo (eventos importantes y gastos grandes) utilizando esta pauta para objetivos SMART:

Objetivos E(S)PECIFICOS inspiran. Establecer un objetivo claro con resultados específicos ayudará a enfocarte al ahorrar.

Objetivos (M)EDIBLES te permiten ver la misión real a la mano. Utilizando números reales, puedes medir el progreso durante el trayecto.

Objetivos (A)LCANZABLES valen la pena. Al establecer tu objetivo, asegúrate que lo puedes alcanzar.

Objetivos (R)ELEVANTES tienen sentido. Establece un objetivo solamente si sabes que será significativo a largo plazo. .

Objetivos LIMITADOS CON EL (T)IEMPO tienen una fecha tope real. Establecer un período de tiempo para el objetivo ayudará a mantenerte comprometido en alcanzarlo.

Una vez que hayas establecido tus objetivos financieros, es hora de comenzar a ahorrar. Escoger el método de ahorros correcto depende de varios factores: cuánto dinero esperas ahorrar, cómo vas a tener acceso a los fondos y cuándo necesitarás sacarlos. El primer paso es evaluar las opciones disponibles.

Cuentas de ahorros
Hay muchas categorías de cuentas de ahorros para elegir. Puedes usar una cuenta de ahorros o múltiples cuentas para organizar y separar tu dinero para varios propósitos. Muchos negocios utilizan diferentes cuentas de ahorros en función de cuándo querrán sacar fondos y para qué se utilizarán.

Por ejemplo, pueden abrir una cuenta de ahorros para el dinero que se usará para comprar un nuevo edificio en un año, y otra cuenta de ahorros para los gastos inesperados. Mantener el dinero separado puede ayudarte a evitar la tentación de gastar el dinero en otra cosa.

Un gran beneficio de mantener tu dinero en una cuenta de ahorros es que generarás interés sobre lo que ahorres. La cantidad que ganas dependerá de la tasa de interés de la cuenta y con qué frecuencia el interés es compuesto (con qué frecuencia se acumula a tu cuenta). Las cuentas con tasas de interés más altas y tasas de capitalización más frecuentes ganarán más intereses.

Aquí hay algunas diferentes cuentas de ahorros para considerar:

  • Cuentas de ahorros básicas ofrecen las tasas de interés más bajas, por lo general menos del 1 porciento, pero puedes retirar tu dinero fácilmente transfiriéndolo a otra cuenta o sacando dinero efectivo en una ATM o una sucursal. Busca una cuenta que no te cobre una tarifa, sin importar la cantidad que tengas en la cuenta. Las cuentas de ahorros básicas por lo general se ofrecen en bancos de ladrillo y mortero pero también pueden estar disponibles vía los bancos en línea.
  • Cuentas del mercado monetario pueden ofrecer tasas de interés más altas que las cuentas de ahorros básicas y muchas veces hacen que sea aún más fácil acceder a tu dinero. Puedes recibir una tarjeta de débito o cheques que se pueden usar para sacar o gastar dinero de la cuenta del mercado monetario. Sin embargo, muchas veces tienes que depositar mucho dinero para cumplir el requisito de saldo mínimo para abrir una cuenta y mantener un saldo alto para ganar interés.
  • Cuentas de ahorros en línea ofrecen tasas de interés que son similares a las cuentas del mercado monetario, pero por lo general no tienen cheques o tarjetas de débito, que puede ser un beneficio si no quieres ser tentado a gastar el dinero. Puedes acceder a tu dinero fácilmente transfiriéndolo a otra cuenta. O, si también tienes una cuenta de cheques en línea con la misma institución financiera, puedes retirar dinero de la cuenta de ahorros utilizando una ATM. Sin embargo, con esta opción, no podrás hablar con un representante de servicio al cliente en persona.

No importa cuál tipo de cuenta de ahorros escojas, considera establecer un plan de ahorros automático. Este plan transfiere automáticamente una cantidad fija de tu cuenta de cheques a la cuenta de ahorros cada mes, ayudándote a aumentar tus ahorros sin tener que pensar en hacerlo.

Crear un fondo de emergencia
Un fondo de emergencias es dinero que has ahorrado para ayudar a cubrir costos inesperados pero asociados con el manejo de un negocio. Estos gastos pueden estar relacionados con un período de ventas lento o un evento costoso no planeado como un desastre natural o daños a tu negocio e inventario. Muchos de estos costos no se pueden predecir, y casi todo el mundo va a enfrontar estos gastos durante el ciclo de vida de su negocio. Con un fondo de emergencia establecido, puedes asegurarte de estar preparado para resolver un contratiempo financiero inesperado. Los expertos recomienden crear y mantener un fondo de emergencia que cubra de tres a seis meses de gastos de negocios. Aprende más acerca de crear un fondo de emergencia y planear para las emergencias.

Compartir

Exención de responsabilidad: No debe interpretarse como asesoramiento legal
Esta sección proporciona información general relacionada con la creación de una empresa. El contenido de esta sección es solo para fines informativos y no a los efectos de proporcionar asesoramiento u opiniones legales. El contenido de esta sección y la visualización de la información en ella, no deben interpretarse, ni se dependerá de ellos para obtener asesoramiento legal o impositivo en cualquier circunstancia o situación de hecho. No se deberá realizar acción alguna basándose en la información contenida en esta sección, y Visa Inc. queda exceptuada de toda responsabilidad respecto de las acciones realizadas o no realizadas sobre la base del contenido parcial o total de esta sección en la medida máxima permitida por la ley. Deberás comunicarte con un abogado a fin de obtener asesoramiento respecto de cualquier asunto o problema legal, incluidos los procedimientos para la creación de una compañía en el marco de la ley.

El contenido de este sitio ha sido desarrollado para el público de Estados Unidos.